miércoles, 24 de noviembre de 2010

La Autopsia

Fermín sabía perfectamente que los muertos no son peligrosos para los vivos, las películas de terror en las cuales se contaban historias de zombis o de muertos vivientes solo eran eso, películas, además estaba mal visto que un médico forense fuese por ahí contando no se qué cosas acerca de ciertos cadáveres….
Aquella noche estaba de guardia, no había trabajo lo cual era bueno, estaba un poco harto de hacer autopsias de jóvenes que morían en accidentes de tráfico o de drogadictos que se pasaban con la dosis.
Su compañero había salido un momento a la cafetería del hospital, decidió entonces hacer algo distinto para variar, pero, ¿qué hacer en una sala de autopsias aparte de autopsias?
Se fue entonces hacia una mesilla, ya tenía algo pensado. Encendió las cámaras de grabación, dispuso de los micrófonos tal y como si se tratase de una autopsia de verdad, se tumbó boca arriba mirando una de las pantallas de seguimiento y con mano firme empezó a cortar su propio cuerpo……
Menos mal que los muertos no sufren, que no sienten dolor, porque el suyo era insoportable. -Tranquilo- le dijo el viejo al que había practicado la autopsia semanas atrás, el zombi que le acompañaba desde entonces a todas partes, tranquilo y piensa que en poco estarás como yo y entonces sabrás de que has muerto, tú sigue con tu autopsia…



13 comentarios:

  1. Espeluznante.

    Me dejas perpleja y me asustas a la vez, ¿cómo alguien que escribe poesía puede ser tan "retorcido"? no te ofendas, lo digo desde el cariño y la admiración.

    Eres pura imaginación.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, pues si te digo que este relato está publicado en un libro para la fundación Vicente Ferrer, ni te lo crees, además fue uno de los ganadores de entre más de cien presentados, casi todos relatos sobre Banbi y lo buenos que somos, y voy yo y me suelto con este que, no es de los más cruentos que tengo, ni de los más retorcidos.
    Gracias por leerlo.

    ResponderEliminar
  3. Mira el suspenso nada mal llevado eh...interesante, Gallego..interesante.

    Besiños.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta. Magnífico. Qué bien me lo voy a pasar aquí. Te sigo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Sr. Gallego, de visitas por tu nuevo blog, y cliqué en seguir, y por aquí me quedo.
    Me ha hecho mucha gracia, eso de retorcido ¡jajaja!
    Aprovecho la ocasión, y te presento dos blogs que no conoces.
    http://relatosdeveronica.blogspot.com
    http://mellamanvero.blogspot.com
    En cualquiera de ellos, serás bien recibido, y si es en los dos, te recibiré mucho mejor ¡jajaja!
    Abrazos y muy buenas noches

    ResponderEliminar
  6. A ese le mató el aburrimiento.

    Muy bueno

    Me va a gustar tu nuevo
    blog.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Sinceramente, opino como la mayotía no voy a aburrirme de pasar por acá. Más bien seguiré ojeando como viene la próxima. Ya que si la primera es magistral... que será con las demás.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Terrible y dramático relato del que posiblemente puedo sacar la idea de nunca dejarme llevar por los susurros de los vientos.
    Un abrazo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  9. Me fascina esto.Me encanta. Me gusta superlativamente lo retorcido. No te das una idea de cuanto. Ayer se me olvidó pasar por aquí. Bien parece que voy a ser fiel a tu blog y al de tu amiga. Muy buenos los dos.

    Un abrazo muy fuerte,

    Andri

    ResponderEliminar
  10. Estimulas la mía de imaginación. Eso es de agradecer. Al final somos muertos vivientes todos, pues vamos chupando de las letras que salen del cerebro de otros y con ello sacando lo que se nos ocurre. Esto, en cierto modo, nos conecta tanto que podemos decir que nos convertimos en uno.

    Otro abrazo y ya me voy. Yo

    ResponderEliminar
  11. Afortunado estreno. Mi enhorabuena. Gallego. Me uno a los aplausos.
    Un cordial saludo !

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué fuerte! Lo que menos me esperaba, se me congeló la sangre. Muy bueno, paso luego para seguir leyendo que voy con prisas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. buena dosis de humor y "terror", jeje. Me ha sorprendido. Me gusta mucho como escribes, espero que sigas llenando este blog con tus relatos para que los disfrutemos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar