lunes, 29 de noviembre de 2010

Solo es un hombre muerto

¿Es esta tu última respuesta? Preguntó el matón con indiferencia. Sí, contestó el pescadero con más dignidad que muchos de los chulos que pululaban por el barrio y que a la hora de la verdad se deshacían en llantos implorando piedad.
Un corte limpio sajó su garganta de lado a lado, apenas un intento por respirar sirvió para que esa fuese su última acción entre los vivos.
El matón limpió la navaja de barbero en la solapa de la chaqueta del difunto. Sin remordimientos.
Dos golpes en la puerta le pusieron nuevamente en tensión,
-¿Quién es?- Soy yo, el chino, -pasa- El chino entró en la habitación con cara de prisas, cruzó su mirada con el matón apenas un segundo antes de ver el resultado de su trabajo,
¿Lo has matado?- No, está durmiendo, ¡No te jode! - Pues sí que la hemos hecho buena. El matón lo miró con cara de hastío, -¿Y ahora qué?- Nada, que este no era
 -¿Cómo que este no era? Explícate- Pues que no era, que no, que la mujer del jefe ha cantado y este no era el pringado que se la tiraba.
- ¿Bueno y qué?- Nada, por mí nada. -¿Está la Mónica por ahí?- Sí, por ahí anda. – Pues dile que se prepare, me apetece echar un polvo, después de degollar cerdos siempre me pasa lo mismo, me apetece follar.- ¿Y con este que hago?- Haz lo que quieras, solo es un hombre muerto.



5 comentarios:

  1. Si era la Mónica la mujer del jefe,
    el que se la tiraba estaba cerca.
    Pobre pescadero.Entre matones
    andaba el juego.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Jo gallego, ¿cómo puedes ser tan cínico?

    es un desconcierto para mis ojos, no quieren creer que firma el mismo autor que escribe poesía con tanto sentimiento.

    ResponderEliminar
  3. Si la Mónica era la mujer del jefe, ya sabemos a quién tenía que cargarse, ¿no?
    Un poco fuerte, hablar con esa ligereza de la muerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Los relatos solo son eso, relatos.
    La muerte y las múltiples formas de entenderla son patrimonio de cada cual. Naturalmente yo jamás haría ni estaría de acuerdo en que se hiciese lo que he escrito en este relato, pero hay que tomarse las cosas con calma, ya que la vida real es infinitamente más cruel y mirar para otro lado no la hace mejor.
    Saludos a las tres.

    ResponderEliminar
  5. Bueno,muy bueno.
    ¿Pero alguna fijación con la muerte por este blog?
    Saludos desde muy lejos

    ResponderEliminar